Qué temperatura de luz elegir para mi anillo de luz?

Qué temperatura de luz elegir para mi anillo de luz?

¿Alguna vez has mirado el espejo del coche y te has dado cuenta de que tu maquillaje no está bien? Eso puede ser posible que sea consecuencia de la diferencia de iluminación entre el baño y el sitio donde tienes aparcado el coche. Crear el entorno de iluminación adecuado es muy importante, y para hacerlo no tienes que ser ningún experto. 

Si eres una influencer del mundo de la belleza, una maquilladora, o una persona que se dedica a la fotografía, es buena idea entender los aspectos de la iluminación un poco más científicos para conseguir el resultado que realmente necesites.

Nuestra recomendación y hablando en términos generales, una luz que se encuentre entre 2700k y 3000k puede ser estupenda para sacar fotografías con un tono de color neutro y tenue.

En este post, vamos a mostrarle que aspectos debe de tener en cuenta, y como afecta el tono de luz y la temperatura en su día a día.

¿Qué es una luz con color frío y cálido?

Se denominan fuentes lumínicas cálidas a aquellas que, debido a su temperatura de color, tienen tonos cercanos al rojo, y frías las que tienen tonos próximos al azul. Las fuentes lumínicas situadas en el medio de ambas se consideran neutras.

Un claro ejemplo de esto sería la luz del sol, que dependiendo de la hora del día, este cambia su temperatura del color.

Esto es debido a que la luz solar tiene que atravesar más o menos cantidad de gases en la atmósfera según la hora del día y su posición en el cielo, o según haya o no nubes, con lo que se absorben antes las frecuencias altas de la luz

Leds y temperaturas de color. ¿Qué tonos existen?


Una de las principales ventajas que tienen las luces led es que dependiendo del proceso de fabricación al que están sometidos, estos tendrán una temperatura o tendrán otra.

Habitualmente, en leds, se hablan de 3 conjuntos de temperatura de color:

Luz Cálida:

(Temperaturas de color entre 2800ºK y 3500ºK). Equivale a la luz que generaban las lámparas incandescentes y los focos halógenos. Es recomendable en tiendas de ropa, fruterías, panaderías, charcuterías y carnicerías (estas dos últimas es más habitual aun una iluminación de tono rosa). En el caso de viviendas, se aconseja su instalación en estancias como el salón y los dormitorios.

Luz Neutra:

(Temperaturas de color entre 3800ºK y 4500ºK) afirman los especialistas que es la luz más natural. Se puede instalar en cualquier ambiente que no requiera del matiz concreto que puedan aportar las otras 2 categorías

Luz Fría:

(Temperaturas de color de mas de 5000ºK). Equivale a la luz de un día muy radiante o nuboso. Una de las ventajas de la luz fría es que a exactamente la misma intensidad aporta una mayor cantidad de lumens lo que genera una percepción mayor de luminosidad. Es una luz muy recomendada para pescaderías y joyerías. Con respecto a residencias, es frecuente encontrarlo en cocinas y baños. Si bien los/las expertos/as en maquillaje aconsejan siempre luces cálidas en tanto que tienen la ventaja de aportar una mejor gama cromática.

Los efectos del color de la iluminación en el tono de la piel

Tener una buena iluminación allí dónde vamos a aplicar el maquillaje, o bien donde vamos a realizar el reportaje fotográfico, es esencial para un buen resultado. Tener en cuenta ciertos aspectos, que vamos a enseñaros a continuación, evitará ciertos quebraderos de cabeza.

Luz amarilla:

Esta luz hará que parezcas cansado, por lo que hará que te apliques demasiado el corrector, cosa que realmente no necesitas.

Luz roja:

Este tipo de luz provocará un resplandor pseudo-saludable y, por lo tanto se podría estar aplicando menos corrector del que se necesita

Luz fluorescente:

La luz fluorescente, aparte de tener un gasto eléctrico mayor, hará que el tono de tu piel parezca apagado y comportará que se aplique bronceadores o colorete en exceso.

La imagen de la izquierda está iluminada con 6500K (Kelvin), que es una luz blanquecina/azulada, mientras que la imagen de la derecha está iluminada con 4200K, que es una luz más amarilla. Cuanto más alto sea el Kelvin, más blanca será la luz y, por tanto, mejores serán las condiciones para la aplicación del maquillaje.  

El Kelvin es una unidad de medida para describir el tono/color de una fuente de luz. No debe confundirse con la medición de la temperatura. Cuanto más alto sea el valor Kelvin, más blanca será la fuente de luz, es decir, la luz del sol. Para la aplicación del maquillaje, se recomiendan 4800K-5000K, ya que no son demasiado cálidos ni demasiado fríos. 

DPDb kvhbjyHrVVs9iDx 3C qZ1k

¿Qué luz debo utilizar para la fotografía?

Una recomendación adecuada para todo tipo de fotógrafos es una luz de 2700-3000K. Esta luz es cálida y suave, adecuada si se desea un brillo saludable para la fotografía. Es conocido por todos que el “Golden Hour” es el mejor momento para hacer fotos, pues resulta que tiene el mismo tono de color.

Por otro lado, si lo que estás buscando es una luz blanca y neutra, alrededor de 3500K-4100K es una buena iluminación. 4800K-5000K se recomienda para la aplicación de maquillaje y la fotografía, ya que no es demasiado cálida ni demasiado fría. 

Aún y las recomendaciones, la temperatura de color de las luces que se utilice dependerá

de si necesitas igualar alguna luz ambiental de la escena. Es posible que se desee alterar el ambiente visual, para ello, es buena idea utilizar una temperatura de color diferente al ambiente, y hacer un balance de blancos para la cámara.

Descripción de los valores Kelvin

Menos de 2000K: brillo tenue similar a la luz de una vela

2000K – 3000K: brillo blanco suave, adecuado para salones y exteriores

3100K – 4500K: una luz blanca brillante; adecuada para la cocina, el baño o los lugares de trabajo

4600K – 6500K: una luz blanca azulada y brillante, similar a la luz del día; adecuada para trabajar, por ejemplo, en la elaboración de cejas o pestañas

6500K y más: un tono de luz blanco brillante, adecuado para museos, espacios comerciales

¿Qué son los lúmenes y por qué es importante saberlo?

Los lúmenes es una medida que indica la salida total de luz, es decir, la salida de brillo de la luz. Cuantos más lúmenes, más brillante es la luz y cuanto menos lúmenes, más tenue es la luz. Los lúmenes son a la luz como:

Los kilogramos a las manzanas

Los litros son para el agua

¡Con esto, hemos llegado al fin del artículo, esperamos que lo hayáis disfrutado y sobre todo que hayáis aprendido, nos vemos a la próxima! Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar